Diócesis de Chalatenango

Una diócesis es una división territorial en la que hay varias iglesias católicas que están a cargo de un obispo. La diócesis de Chalatenango fue creada el 5 de enero de 1988 en los tiempos en que Juan Pablo II era el papa de la iglesia católica.

Diócesis de Chalatenango

Anteriormente el departamento de Chalatenango estaba a cargo de la arquidiócesis de San Salvador.

Con la creación de la nueva diócesis de Chalatenango en 1988, era necesario nombrar un obispo para dirigirla, y en base a la buena impresión dejada en algunos lugares como en Suchitoto y en Concepción Quezaltepeque, decidió nombrarse como obispo al sacerdote Eduardo Antonio Alas Alfaro, quien desde ese entonces en Chalatenango es conocido como “Moseñor Alas”.

Monseñor Eduardo Alas estuvo  a cargo de la diócesis de Chalatenango hasta el 26 de mayo de 2007, tiempo en el cual presentó su renuncia debido a problemas graves de salud que le impedían continuar normalmente con el cargo.

Lee también:   Hospital de Chalatenango

A pesar de presentar su renuncia, Monseñor Eduardo Alas, continúa aún hoy en día en la iglesia, incluso se le puede ver presente en algunas celebraciones importantes, con el cargo de obispo emérito.

A la salida de Monseñor Alas, el nuevo obispo nombrado por el papa Benedicto XVI para sustituirlo fue Monseñor Luis Morao (de origen italiano) quien tomó el cargo de obispo el 26 de mayo de 2007 y continúa hasta la fecha a cargo de la diócesis.

La diócesis de Chalatenango está compuesta por 18 parroquias del departamento, en las cuales se realiza trabajo pastoral y de ayuda a la comunidad en aspectos como la infraestructura,  la educación, la salud y el medio ambiente.

Si desea contactar con la Diócesis de Chalatenango o solicitar alguna información referente a ella, puede llamar al teléfono: (503) 2301-0309

8 comentarios sobre “Diócesis de Chalatenango

  • el 27/12/2019 a las 1:55 PM
    Permalink

    Monsenor Eduardo Alas mi # de phone es: 7068479668 por favor llameme, es urgente hablar con Ud.

    Rosy

    Respuesta
  • el 27/12/2019 a las 1:52 PM
    Permalink

    Podrian facilitarme el # de Phone directo de Monsenor Eduardo Alas, es urgente que me comunique con el, soy una ex alumna de el y es muy importante mi llamada, yo vivo en USA y soy una persona de edad avanzada, y quiero saludarlo y a lavez confesarme, soy una pariente lejana de Monsenor.

    tengo muchos anos de no hablar con el, y por ahora estoy muy enferma.
    les agradecere mucho esta informacion.

    Rosy

    Respuesta
  • el 06/09/2018 a las 9:25 PM
    Permalink

    ¿Como puedo acceder a un directorio de Institutos Religiosos Femeninos ubicados en la Diócesis de Chalatenango, de vida activa y contemplativa? Agradeceré su orientación y apoyo.

    Respuesta
  • el 02/04/2017 a las 10:06 PM
    Permalink

    Hace ya varias semanas pedi informacion sobre
    el Sacerdote Juan Quintanilla, deseo saber en
    que parroquia esta designado en la jurisdiccion
    de Chalatenango.El ofrece misas en San Salvador
    en domicilios particulares y hace obras en varios
    orfanatos y asilos en la zona de Chalatenango.

    Respuesta
  • el 12/12/2016 a las 9:25 PM
    Permalink

    Por favor informarme en cual parroquia de esa jurisdicción está asignado el sacerdote JUAN QUINTANILLA y cual es la ubicación de la parroquia. Gracias!

    Respuesta
    • el 28/04/2017 a las 11:47 PM
      Permalink

      Recibieron información del padre Juan Quintanilla?

      Respuesta
  • el 04/06/2015 a las 9:45 AM
    Permalink

    ¿Pero por qué no cuenta qué le pasó?
    Pues afirmar que el obispo va “a regañar a la genta a la iglesia”, sin decir por qué.
    Una cosa es llamar la atención sobre faltas, siempre con caridad debe ser hecho esto, que algunos considerar “regañar”.
    “Todos merecemos respeto”, claro, tal sería que no fuese así. Pero el respeto no quita lo que se llama corrección fraterna.

    Respuesta
  • el 07/04/2014 a las 11:35 AM
    Permalink

    Como cristiano, respetuoso de los derechos de los demás, recomiendo al obispo de Chalatenango, no ir a regañar a la gente a la iglesia o a avergonzarlo a uno delante de los feligreses. Todos merecemos respeto, no importa la condición económica de cada uno o el lugar de procedencia. Todos somos hijos de Dios, y el respeto al derecho ageno es la paz.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *